0 en 0 valoraciones
Comentarios
0
Dificultad
Media
Comensales
10
Tipo de comida
Española
Tiempo total
00h 45min
Tiempo de preparación
00h 10min
Tiempo de cocción
00h 35min

Albóndigas de patata y algas


Antes de hacerme vegana me encantaban las albóndigas de bacalao, sobre todo me ponía las botas los días de Pascua.

Con el cambio a una alimentación vegetal probé varias veces a cocinarlas en versión vegana sin demasiado éxito, pero por fin he encontrado una combinación deliciosa que me recuerda a su sabor a mar.

Las albóndigas de patata y algas, o albóndigas de no bacalao, se pueden comer tanto recién hechas y calientes, como frías, lo que las convierte en una excelente opción como aperitivo o para llevar en un tupper y comer fuera de casa.

Puedes contarme qué te ha parecido dejando un comentario abajo, puntuándola y si te apetece subir una foto a Instagram con tu resultado etiquétame en @vegan_issima, ¡me encantará ver cómo te ha quedado!

Antes de empezar a cocinar recomiendo leer la receta completa para preparar los ingredientes y tener claros los pasos.

Ingredientes 

  • 2 patatas grandes (700 g)
  • 3 cucharadas alga nori en copos
  • 2 cucharaditas sal
  • 1 cucharadita pimentón dulce
  • 2 cucharadas perejil seco
  • 2 dientes de ajo
  • 150 g harina garbanzos

Preparación 

1. Calentamos una olla con abundante agua y cuando cocemos las patatas con piel durante 20-25 minutos. Cuando estén tiernas las sacamos del agua y con cuidado retiramos la piel.

2. Con un procesador de alimentos, batidora, tenedor o prensa patatas trituramos las patatas hasta hacerlas pasta.

3. En el bol en el que tenemos las patatas machacadas añadimos el alga, la sal, el perejil, el pimentón y los 2 dientes de ajo pelados y bien picados. 

4. Mezclamos un minuto para que todo quede bien integrado.

5. Añadimos la harina de garbanzos poco a poco y vamos mezclándola con la masa.

6. Una vez listo calentamos una sartén con abundante aceite y con ayuda de las manos cogemos pequeñas porciones, formamos las albóndigas y freímos por ambas caras hasta que se doren.

7. Retiramos a una fuente con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

8. Servimos con allioli.

A tener en cuenta


    • Una vez fritas las puedes conservar en la nevera entre 3 y 4 días.

¡Qué aproveche! Bon profit! Enjoy your meal!

Esta receta en Instagram